Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en la infancia, que afecta negativamente a la concentración. La Dra. Cristi Salinas es la principal experta en TDAH y creó la primera clínica virtual de TDAH en 2017.

Trastorno del espectro autista (TEA)

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más comunes en la infancia, que afecta negativamente a la concentración. La Dra. Cristi Salinas es la principal experta en TDAH y creó la primera clínica virtual de TDAH en 2017.

Qué es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (también conocido como TDA o TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta al funcionamiento personal, social, académico y laboral. Por lo general, implica una disfunción en la atención, la memoria, la percepción, el lenguaje, la resolución de problemas o la interacción social. Por lo general, el TDAH se manifestará a los 4 años y no más tarde de los 12 años. Esta manifestación lleva a un diagnóstico inicial entre los 8 y 10 años de edad. Los niños con TDAH pueden tener problemas para prestar atención, controlar comportamientos impulsivos o ser demasiado activos en momentos inapropiados. Aunque los problemas para concentrarse y portarse mal son típicos de los niños, un niño afectado por el TDAH no superará estos comportamientos. Debido a que la incapacidad para concentrarse es el síntoma predominante, el trabajo escolar, las calificaciones, las relaciones y la vida familiar de un niño a menudo se ven afectados negativamente.

Signos y síntomas del TDAH

Por lo general, se piensa que el TDAH solo se diagnostica cuando un niño es muy hablador o no puede controlar su excitación o sus movimientos corporales. Sin embargo, un niño con TDAH también puede ser propenso a soñar despierto, olvidar o perder objetos, cometer errores por descuido o incluso correr riesgos innecesarios. El TDAH también puede manifestarse de una manera que dificulte que un niño resista la tentación o afecte el llevarse bien con los demás.

El CDC señala que un niño que tiene TDAH puede:

  • soñar despierto mucho en lugar de concentrarse
  • olvidar o perder cosas con frecuencia
  • retorcerse o moverse incontrolablemente
  • hablar demasiado en momentos inapropiados
  • cometer errores por descuido o tomar riesgos innecesarios
  • tener dificultades para resistir la tentación cuando se presenta
  • tiene problemas para turnarse con otros niños
  • tener dificultad para llevarse bien con los demás en la escuela o en la vida hogareña

Tipos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Hay tres tipos de TDAH:

1. Predominantemente desatento. El TDAH predominantemente inatento se define cuando un niño tiene problemas para organizarse o mantenerse concentrado en una tarea. Esto también incluye prestar atención a los detalles o seguir instrucciones o conversaciones de padres, maestros u otras figuras de autoridad en su vida. A menudo se distraen fácilmente con interrupciones aparentemente menores, lo que hace que pierdan el enfoque en actividades más importantes como el trabajo escolar.

2. Predominantemente Hiperactivo-Impulsivo. El TDAH predominantemente hiperactivo-impulsivo se identifica cuando un niño se mueve inquieto y habla en exceso. Un niño con este tipo de TDAH también tendrá dificultades para quedarse quieto y estar en constante movimiento. Esto proviene de un sentimiento de inquietud constante que contribuye a las luchas con la impulsividad. También son propensos a interrumpir a los demás, agarrar cosas de las personas, hablar en momentos inapropiados o exhibir una incapacidad para esperar su turno en entornos grupales.

3. Presentación Combinada. El TDAH de presentación combinada es cuando un niño comparte los dos primeros tipos de síntomas del TDAH por igual.
El TDAH es aproximadamente el doble de común en hombres que en mujeres, pero las proporciones varían según el tipo. Los síntomas del TDAH también se presentan de manera diferente según el género del individuo afectado. Los hombres tienden a ser hiperactivos, lo que hace que los síntomas sean muy difíciles de pasar por alto.

Las mujeres, sin embargo, no muestran los mismos signos de hiperactividad con tanta frecuencia como los hombres. En cambio, se ven afectados con mayor frecuencia por la incapacidad para concentrarse, a menudo tratando de ocultarlo. Los padres generalmente identifican este problema cuando su hija dedica más tiempo a las tareas escolares básicas o pone excusas para evitar la escuela por completo.

Adultos con TDAH

Si no se trata a una edad temprana, el TDAH puede durar hasta la edad adulta. El TDAH puede causar dificultades en el trabajo, en el hogar o en el desarrollo o mantenimiento de relaciones a largo plazo para los adultos. Los signos pueden tener un aspecto diferente a edades más avanzadas; por ejemplo, la hiperactividad puede manifestarse como una inquietud extrema, lo que provoca problemas para dormir. Como una persona tiene que asumir más y más responsabilidades a medida que envejece, los síntomas del TDAH pueden volverse más severos.

Cómo se diagnostica y trata el TDAH

El diagnóstico de un niño con TDAH requiere varios pasos. No existe una prueba única para la afección, y otros problemas de desarrollo, médicos y de salud mental tienen síntomas similares. Por ejemplo, si un niño tiene dificultades para ver u oír, puede causar problemas para concentrarse en la escuela. El diagnóstico del TDAH generalmente incluye calificar los síntomas del TDAH y obtener un historial del niño de los padres, maestros y, en algunos casos, del niño.

Los síntomas deben estar presentes durante más de seis meses antes de los 12 años para diagnosticar el TDAH. Además, deben ser más pronunciados de lo esperado para el nivel de desarrollo del niño, ocurrir en al menos dos entornos (como el hogar y la escuela) e interferir con el funcionamiento normal del día a día.

En la mayoría de los casos, tratar el TDAH con terapia conductual y medicamentos es el plan más eficaz. Para los niños en edad preescolar (4-5 años de edad) con TDAH, el enfoque preferido es ayudar a los padres a aprender cómo modificar el comportamiento de sus hijos antes de recetar medicamentos. Los planes de tratamiento completos incluirán una estrecha vigilancia, seguimientos y ajustes, si es necesario, a lo largo del camino.

Los hábitos saludables impactan el TDAH

La investigación actual muestra que la genética juega un papel esencial en la comprensión de la(s) causa(s) del TDAH, que aún se desconoce en gran medida. Estudios recientes se centran en el papel de los neurotransmisores dopamina, noradrenalina y, más recientemente, serotonina. Otras causas posibles son lesión cerebral/traumatismo craneoencefálico, exposición a agentes ambientales (como el plomo) o alcohol/tabaco en el útero, parto prematuro o bajo peso al nacer.

Es importante tener en cuenta que la investigación no respalda la visión obsoleta de que el TDAH es causado por comer azúcar en exceso o ver demasiada televisión. Además, el TDAH no puede ser causado por técnicas de crianza o factores sociales y ambientales como la clase socioeconómica.

Sin embargo, los hábitos de vida saludables ayudan al niño a controlar los síntomas del TDAH. Desarrollar estos hábitos a una edad temprana puede reducir el impacto del TDAH. Estos hábitos incluyen una dieta nutritiva, 60 minutos de actividad física todos los días, tiempo de pantalla limitado y la cantidad recomendada de sueño.

Dra. Cristi Salinas: Experta en TDAH y Pionera en Evaluaciones Virtuales

Dra. Cristi Salinas: Experta en TDAH y Pionera en Evaluaciones Virtuales

La Dra. Cristi Salinas es una experta líder en el diagnóstico, evaluación y tratamiento de personas afectadas por el TDAH. El Dr. Salinas estableció la primera Clínica Virtual de Autismo del país en 2017, allanando el camino para un diagnóstico rápido y preciso para niños y adultos. Desde entonces, el Dr. Salinas ha ayudado a diagnosticar y tratar a miles de personas en todo el mundo afectadas por el TDAH. Además, el Dr. Salinas revolucionó la forma en que se evalúa y trata a las personas al proporcionar un plan de tratamiento personalizado en tan solo tres días desde su cita inicial.
Ir arriba